Seleccionar página

Quiénes somos

En Bebida de Chufa queremos acercarte las extensas y beneficiosas características de un tubérculo, que bien elaborado tiene un sabor espectacular.

Es de color marrón, rugosa y dura. Puedas comerlas en crudo, totalmente secas, puedes asarlas a la plancha o en barbacoa.
La manera en la que más se consume en nuestro país es bebida en forma de horchata. Para ello es necesario dejarlas en remojo durante unas horas antes de consumirlas. Se sirve siempre muy fría en formato líquido, mixto (mitad granizada y mitad líquida) o totalmente granizada. Si te gustan combinarla, lo puedes hacer con canela o limón, está muy buena también.
Además de la ya clásica y muy conocida horchata, desde hace algunos años también se están elaborando otras maneras de degustar la chufa. Galletas, bizcochos, barritas de cereales con chufa, harina, aceite son alguna de las nuevas apuestas culinarias de la chufa.
Desde Bebida De Chufa aconsejamos el consumo de la horchata a diario y por las mañanas, sobre todo para los adultos. Cuando el cuerpo ya no está en crecimiento ya no necesitamos una dosis excesiva de calcio, así que si sustituyes la leche de vaca por leche de chufa, tendrás la dosis correcta y además no tendrás que preocuparte por intolerancias como la lactosa o el gluten.

Sus variadas propiedades nutricionales

La Chufa contiene varias propiedades nutricionales, que según la dieta que sigas, pueden ayudarte mucho:

  • Carbohidratos, van a darte más energía para empezar el día, eso si hay que tomarlos sin abusar.
  • Enzimas (lipasa, amilasa y catalasa), te ayudaran a hacer más ligeras las digestiones y a cuidar tu flora intestinal.
  • Fibra soluble, te ayudará a ir mejor al baño y a reducir el nivel de azúcar y colesterol general en sangre.
  • Proteína vegetal (leucina, licina, metionina, isoleucina y arginina), al ser vegetal es totalmente libre de Gluten y nos ayudará a reforzar el sistema inmunitario.
  • Vitaminas C y E, la vitamina C es beneficiosa para las personas hipotensas ya que reduce diastólica y sistólica. Y la vitamina C te protegerá la piel, previene el cáncer y la ateroesclerosis.
  • Minerales (fósforo, calcio, magnesio, potasio, zinc, hierro, y grasas ricas en Omega 9), van a favorecer la función muscular de tu cuerpo.

Créditos de las fotos: Patty Orly