Durante el otoño pensamos en las vacaciones pasadas y soñamos con las siguientes. Pero ¿por qué no hacemos del otoño algo interesante? El calendario nos regala unos cuantos puentes para que podamos recargar pilas con un viaje de tres o cuatro días. No los desaproveches y decídete ya a visitar alguna ciudad española.

Valencia, joya mediterránea

La ciudad de Valencia es la capital de la Comunidad Valenciana. La tercera ciudad más grande de España está situada al este de la península y abre sus brazos al mar Mediterráneo. Es, por tanto, un máximo exponente de la cultura y gastronomía mediterráneas. Su clima templado la hace una de las mejores ciudades para visitar en cualquier época del año.

La ciudad mezcla estilos arquitectónicos modernos y no tan modernos. Destaca su centro gótico que a la vez contrasta con los edificios ultramodernos. Y es que en Valencia se ha llevado una de las mayores renovaciones arquitectónicas del país. De la mano de arquitectos y diseñadores como Calatrava, Foster o Chipperfield, la ciudad ha sufrido una auténtica renovación. Eso sí, sin perder su esencia medieval.

Vista panorámica de Valencia (España) - Ciudad de la horchata de chufa

Qué ver en Valencia

Para que te inunden las ganas de conocer la ciudad, te daremos un paseo virtual por los edificios más importantes, los restaurantes más exquisitos y los parques más tranquilos. Quedarás enamorado de las opciones que ofrece esta ciudad.

Turismo monumental

1. Plaza del Ayuntamiento: empezando por el centro de Valencia es de obligada visita la plaza del Ayuntamiento. El núcleo irradiador de la ciudad es esta plaza, la más importante de la ciudad. La plaza está rodeada por majestuosos edificios entre los que se encuentra, lógicamente, el ayuntamiento, que luce un estilo barroco. Hay un edificio que destaca sobre todos los demás, el edificio de Correos también conocido como el Palacio de Correos y Telégrafos de Valencia. Obligatoriamente tendrás que admirar la impresionante cúpula de este edificio de corte clásico.

2. Palacio del Marqués de Dos Aguas: bastante cerca del entramado de callejuelas que se abre tras la plaza del Ayuntamiento. Aunque vayas buscando el palacio, en el momento en el que te cruces con él o te topes con su fachada te sorprenderá igualmente. Construido en el siglo XV, sigue siendo muy imponente su espectacular fachada rococó.

Históricamente fue el hogar de la familia Rabassa de Perellós, Marqueses de Dos Aguas, y se consideró un signo de nobleza y opulencia durante muchos años. Empieza por el principio, por la entrada principal, donde te recibirá un portal de alabastro de Ignacio Vergara digno de disfrutar. En su interior, actualmente, se encuentra el Museo de Cerámica y Artes Santuarias donde aprenderás más sobre la historia del edificio y la historia del arte en Valencia.

3. La plaza del Mercado: un buen lugar para empezar el día tomando un buen desayuno. En ella podrás ver amanecer la ciudad y cómo empieza el ritmo frenético de la vida cada mañana. Como era de esperar, la plaza está presidida por el edificio de Mercado Central, de estilo modernista y edificado entre 1914 y 1928 por los arquitectos Francisco Guardia y Alejandro Soler. Dentro verás cómo se combinan las estructuras de hierro con cerámicas y vidrieras, quedando muy alejado de los mercados o supermercados que conocemos actualmente. Es un lujo comprar en un lugar así. Todo con el plus de que ha conseguido mantener el ambiente de un mercado tradicional mientras que, a la vez, se trata de uno de los mayores centros de productos frescos de Europa.

En la misma plaza está la Lonja de la Seda, edificio del siglo XV declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que a su vez es uno de los edificios más bonitos de la ciudad levantina. No podrás dejar de admirar sus altos techos en los que desembocan las columnas retorcidas que ordenan el espacio.

4. Iglesia de Santa Catalina: en la Plaza Lope de Vega se alza una de las iglesias más antiguas de Valencia, de estilo gótico y con torre hexagonal, que preside la plaza desde finales del siglo XVII.

5. Plaza de la Reina: antes de ponerte a disfrutar de la ansiada horchata que podrás encontrar por la zona, trata de visitar la Catedral de Valencia. Desde esta plaza podrás acceder a ella por la puerta de los Hierros y una vez dentro encontrarás un cáliz venerado como el Santo Grial y la reliquia del brazo incorrupto de San Vicente Mártir. Una misteriosa mezcla de elementos románicos, góticos y barrocos que te dejará anonadado.

También en esta plaza se encuentra el mirador de El Miguelete (el Micalet en valenciá). Sus 63 metros de altura se traducen en 207 escalones, que tendrás que subir si quieres llegar a la meta. El premio serán unas hermosas vistas de todo lo que es hoy en día la ciudad hasta el infinito. Se trata de la torre campanario de la catedral y fue construida en el siglo XIV.

6. Plaza de la Virgen: corazón de la Ciudad Vieja de Valencia. La catedral también tiene salida por esta plaza. La acompañan otros dos edificios portentosos: el Palau de la Generalitat y la Basílica de la Virgen de los Desamparados. Sin embargo, además de albergar estos conjuntos monumentales, la fuente alegórica del río Turia y sus acequias son la característica más bella de la plaza. Los cauces del agua regalan tranquilidad al visitante.

No hay que olvidar que cada jueves a las 12 de la mañana se reúne el Tribunal de Aguas frente a la Puerta de los Apóstoles de la catedral. Esta institución histórica se dedicaba a dirimir los conflictos derivados del uso del agua mediante juicios rápidos orales y en valenciano.

7. L’Almoina: te sentirás como si hubieses pasado por una máquina del tiempo que te habría enviado a muchos siglos atrás. El museo arqueológico de la Almoina te permitirá conocer cómo era la ciudad hasta el siglo II a.C. Ya no volverás a ver la ciudad con los mismos ojos.

8. Torres de Serranos: son unas de las 12 puertas que guardaban la antigua muralla cristiana. Se trata de uno de los iconos de la ciudad que mejor se han conservado. Agradecerás haber subido a lo alto de las murallas cuando veas las vistas de la ciudad que te regalan.

9. Barrio del Carmen: uno de los barrios más característicos de Valencia. Está en el corazón de la ciudad vieja y es un monumento en sí mismo. Pasear por sus callejuelas te llenará de vida, ya que es uno de los barrios con más ajetreo de ocio, pubs, bares y opciones culturales. Este barrio creció entre la muralla musulmana y la cristiana, de ahí que sea tan pintoresco y tenga tantos encantos diferentes entre sus calles.

Oceanografic en Valencia

Turismo de vanguardia

Una vez conocida la Valencia histórica y monumental es hora de empezar a tomar contacto con las últimas edificaciones y las zonas más vanguardistas de la ciudad.

1. Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia: uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad en la actualidad. Son miles y miles los turistas que llegan a la ciudad buscando conocer esta cara de la misma. Muchos de estos visitantes incluso dedican un día entero a la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Y es que el complejo arquitectónico, cultural y de entretenimiento, obra del arquitecto Santiago Calatrava, tiene mucho que ofrecer al visitante. De lejos verás el Umbracle, la puerta conformada por una pérgola futurista que protege del sol rodeada de estanques. Los edificios que lo componen son: el Hemisfèric (planetario, cine Imax y espectáculos láser), el Museu de les Ciències Príncipe Felipe, el Palau de les Arts Reina Sofía, el Ágora (donde se celebran eventos como la Fashion Week) y el Oceanogràfic que viene a ser la joya de la corona del conjunto arquitectónico.

2. L’Oceanogràfic: se merece un apartado para sí mismo. Se trata del acuario oceanográfico más grande de Europa. Podrás ver las ballenas belugas que son exclusivas del Oceanogràfic, ya que no existen en cautividad en ningún otro lugar de Europa. Además, en este enorme acuario también residen pingüinos, tiburones, caballitos de mar o extrañas especies como el pez luna. Es hipnótico contemplar la vida submarina, sobre todo cuando lo haces mientras comes bajo sus aguas. En el restaurante del Oceanogràfic verás miles de peces pasando por las ventanas, además de unas vistas espectaculares de la ciudad.

3. IVAM: el Instituto Valenciano de Arte Moderno – IVAM se encuentra en el margen derecho del Turia y a la altura del Puente de las Artes. Si te gusta el arte de vanguardia este es tu sitio. Aunque cuenta con algunas obras de los precursores del modernismo valenciano como Sorolla o Pinazo, lo que más ofrece son obras actuales. Sus exposiciones temporales suelen ser muy prestigiosas.

4. Museo de Bellas Artes: los márgenes del río Turia se ensalzan como uno de los lugares de moda de la ciudad, de ahí que haya tanta apuesta cultural y locales modernos. En esta zona también se encuentra el Museo de Bellas Artes, la segunda pinacoteca más importante de España. Cuenta con 3.000 obras pictóricas creadas en los siglos comprendidos entre el XIV y el XX. Obras de pintores holandeses, flamencos y españoles. Por supuesto, hay una colección de pintura valenciana de los siglos XIX y XX con Sorolla como máximo representante.

5. MUVIM: es el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad. Se encuentra muy cerca de la estación del norte y ofrece presentaciones multimedias además de las obras de grandes ilustradores, tanto valencianos como internacionales.

La Playa de Valencia (España)

Un poco de naturaleza

El entorno natural de Valencia también es bastante seductor. Una costa sin igual, un río que atraviesa la ciudad y algún parque natural harán que puedas respirar aire limpio y llevar una vida saludable incluso en tus vacaciones:

1. Albufera de Valencia: Parque Natural presidido por un gran lago azul. Podrás pasear en barca para conocerlo mejor y tener desde el mar las vistas de la ciudad.

2. Parque de Cabecera: es el pulmón de la ciudad y se encuentra en el cauce del río Turia. Más de 330.000 metros cuadrados en lso que acoge una gran variedad de actividades culturales, de ocio y de deporte en armonía con la naturaleza. Tiene cuatro zonas diferenciadas: el bosque de la Ribera, la Plataforma Mirador, el Bioparc y el Parque de Atracciones.

3. Bioparc: el gran zoológico de la ciudad donde se recrean los hábitats de los animales que allí residen. Te parecerá que estás en la sabana africana o en la selva amazónica.

4. Playa de la Malvarrosa: si quieres pasar un día de relax entre tanto turismo por la ciudad, deberías ir a conocer la playa de la Malvarrosa. De hecho, Sorolla iba a relajarse y pintar a esta playa de más de dos kilómetros de paseo y bañada de una arena muy fina.

Por último, si quieres seguir en la onda de la vida sana y en armonía con la naturaleza, te recomendamos que pruebes una de las bebidas más características de la Comunidad Valenciana: la horchata. Siendo Valencia el lugar donde mayores plantaciones de chufas hay en todo el país, es lógico que se convierta en uno de sus atractivos gastronómicos. Además, se están comercializando horchatas ecológicas y de gran calidad para adaptarse a las necesidades actuales y a la apuesta por la vida sana y ecológica. No puedes pasar por Valencia sin disfrutar de su horchata con fartons mientras recorres la ciudad.

Auténtica paella valenciana

Como ves, Valencia es una ciudad completa que cuenta con una gran historia y un centro plagado de edificios arquitectónicos singulares. Además, ha sabido combinar ese pasado medieval tan latente en la ciudad con un vanguardismo sin igual que la convierte en una de las ciudades mas modernas de España. Las opciones culturales, científicas, de ocio y deporte que ofrece cierran esta maravillosa oferta turística. Todo ello sin olvidarnos de su exquisita gastronomía mediterránea. Y, por supuesto, sin dejar de lado alimentos tan característicos de la tierra como la horchata de chufa. ¿A qué esperas para conocer Valencia?